Buscar en el blog

Tamaño de letra: 10 12 14 16 18 20

lunes, 8 de febrero de 2016

#Formacarm 4 años después

Hace casi cuatro años que entre, por primera vez, a la plataforma de formación en línea de la Región de Murcia , form@carm y mucho ha cambiado desde entonces. Para empezar, la oferta de cursos se ha ampliado considerablemente y también se ha migrado de plataforma de gestión, de Joomla a Moodle.
Los cursos se han clasificado en nueve categorías: Contabilidad y nóminas; Idiomas; Habilidades profesionales; Informática e Internet; Ofimática Microsoft; Ofimática (otros); Empresa digital; Diseño; Programación; Empleados públicos CARM.Algunas de estas categorías deberían ser revisadas, ya que algunos cursos podrían clasificarse en varias de ellas y la separación de algunas de ellas no parece justificada suficientemente. Por ejemplo: "Ofimática Microsoft" y "Ofimática (otros)". Además, la denominación "Informática e Internet" tampoco parece acertada, pues casi todos los cursos están relacionados con la Informática y no parece que tenga sentido que "Introducción a las Redes Sociales" esté en una categoría diferente a "Analítica web y de Redes Sociales". Por otro lado, podría añadirse una segunda clasificación que permitiera clasificar los cursos por niveles de complejidad e incluso podría plantearse el uso de una taxonomía que clasificara estos elementos por temas más específicos como "redes sociales", "contabilidad", idiomas",  "administración eletrónica", "aplicaciones ofimáticas"o "gestión empresarial".
En cuanto al contenido de los cursos, me he inscrito en "LinkedIn: red social para profesionales", para profundizar en su análisis. Un elemento muy positivo es que, antes de inscribirte, puedes ver el temario del curso, la duración prevista y el número de días en que la plataforma estará habilitada para que lo lleves a cabo. En este caso, el curso dura 15 horas y tienes 40 días para realizarlo.
Una vez dentro, el curso se organiza por unidades de aprendizaje, que constan de: 
  • Un área de visualización de contenidos: aquí los subapartados se suceden uno detrás de otro, con vídeos que tratan sobre el contenido en cuestión y una voz en off que va explicándolo. A veces se proporcionan elementos para profundizar en un aspecto en concreto. Además, hay cierto grado de interacción, pues se tiene que pulsar algún botón en la pantalla
  • Un resumen en documento PDF, de lo que se ha visto en el área anterior
  • Una o varias tareas complementarias y sus soluciones
  • Un ejercicio de autoevaluación
Después, de forma independiente a las unidades de aprendizaje también hay:
  • Una evaluación final, a realizar una vez superados los ejercicios de autoevaluación de cada tema
  • Otras tareas complementarias y sus soluciones
  • Un apartado de FAQs
  • Un glosario con términos tratados en el curso
Un aspecto negativo, a mi entender, es que el curso sólo se considera superado si: 1) has visionado cada uno de los vídeos de cada uno de los temas; 2) has superado cada ejercicio de autoevaluación; 3) has superado la evaluación final. Creo que, dependiendo del curso, el primer aspecto no debería tenerse en cuenta, pues puede que personas, como yo, prefieran leer los contenidos en PDF y "trastear" el objeto de estudio, en este caso la red profesional Linkedin. Los vídeos llegan a ser algo lentos.
Una vez realizado todo, si superas los ejercicios convenientemente, obtendrás un certificado como el de la imagen, con un código de verificación que asegura su autenticidad.
Diploma form@carm del curso "LinkedIn: red social para profesionales"
Es evidente que la plataforma ha mejorado, pero aún puede ir mucho más allá. Por ejemplo, algunos cursos se han habilitado para su acceso desde Tablets, lo que debería extenderse a la mayoría. Tampoco estaría demás mejorar los documentos PDF, ofreciendo información más detallada de los contenidos tratados en cada unidad. Quizá (y no tengo ni idea de cómo de complicado sería esto), se podría llegar a un acuerdo con LinkedIn para que los certificados de estos cursos, como con Coursera, se pudieran añadir automáticamente a nuestro perfil en la red profesional.
Y ya puesta a pedir, tampoco estaría demás saber quién ha desarrollado los contenidos. Se trata de un aspecto a considerar por el alumnado que, conociendo al profesorado, puede tener una idea de la calidad del curso.

No hay comentarios: