Buscar en el blog

Tamaño de letra: 10 12 14 16 18 20

jueves, 19 de julio de 2012

Bibliocarros, las primeras bibliotecas ambulantes

Gracias a la magia de Twitter, me ha llegado este enlace a post: A Brief History of American Bookmobiles…in Pictures, muy ameno, con varias fotografías de principios de siglo (del veinte)… y en un inglés bastante sencillo:
First maryland bookwagonLa primera biblioteca ambulante fue, en realidad, un carro. Mary Titcomb (1857–1932), una bibliotecaria de Maryland, se dio cuenta de que tener libros era sólo una parte del trabajo de la biblioteca: la otra parte consistía en hacer accesibles los libros. La Biblioteca ambulante del Condado de Washington (Washington County Library Wagon) llevó libros alrededor del condado realizando paradas programadas además de las improvisadas.
La primera "biblioteca ambulante" funcionó hasta 1910, cuando fue golpeada por un tren (nadie resultó herido, aunque el daño que sufrieron los libros se desconoce).
La idea de llevar los libros a los parroquianos tomó forma en los Estados Unidos, impulsada por la existencia de una población ampliamente dispersa y el deseo de una mejora cívica. La Biblioteca Pública del Condado de Everett posee lo que se cree que es la biblioteca ambulante más antigua en funcionamiento, fabricada en 1924 y, desde entonces, totalmente restaurada.
El influjo en los fondos públicos desde la WPA (Works Progress Administration) durante la Gran Depresión, especialmente en el Sur, llevó a la aparición de nuevas iniciativas bibliotecarias, incluyendo las bibliotecas ambulantes, como la del Condado de Chester, en el Sur de Carolina.
La prosperidad durante la postguerra, el boom de la industria del automóvil y el incremento de la suburbanización (crecimiento de las ciudades hacia las zonas rurales de alrededor) favoreció la expansión del servicio de las bibliotecas ambulantes.
Mientras las bibliotecas se han convertido en un punto de encuentra digital de la comunidad, las bibliotecas ambulantes también se han transformado en centros móviles de internet. La biblioteca ambulante del Condado de El Paso fue uno de los primeros ejemplos de este cambio, con puestos de trabajo a bordo y servicio de Internet por satélite.
No esto seguro de si la biblioteca ambulante de Memphis es la más avanzada del país, pero estoy seguro de que es impresionante. Incorpora todos los servicios de una biblioteca moderna en carretera: Colecciones digitales, seminarios, educación profesionales y mucho más. Creo que quiero vivir en ella.

Este texto es una traducción, más o menos literal, del original, publicado en el post, A Brief History of American Bookmobiles…in Picturespor Jeff O'Neal, editor del blog Book Riot en que se encuentra dicha entrada. En el enlace original pueden verse más fotografías.



PARA AMPLIAR INFORMACIÓN:

No hay comentarios: