Buscar en el blog

Tamaño de letra: 10 12 14 16 18 20

viernes, 27 de enero de 2012

Reclama trabajar en una biblioteca del Ayuntamiento de Madrid. Pero cobrando...

Desde la Plataforma de Madrid, invitan a todo Diplomado o Licenciado de la profesión a mandar una RECLAMACIÓN al señor Fernando Villalonga.


En mi queja particular, yo he seguido el texto sugerido por Biblioteca Sin Tijeras, aunque he añadido un segundo párrafo.
Estimado Fernando Villalonga (ver texto completo en el blog de COABDM).
A LO QUE HE AÑADIDO: El trabajo de político, si que debe ser voluntario y temporal, con vocación de servicio al ciudadano. ¿No cree que esa vocación se ve en entredicho cuando, no sólo pretende mermar el servicio prestado al mismo, si no que “trabaje” en un puesto para el que ya hay personas que se han formado y que están esperando (y estudiando) que alguien convoque unas oposiciones que, a todas luces, son necesarias?

¿A qué se debe la reclamación? Pues resulta que a Villalonga se le ha ocurrido la feliz idea, tal como se publica en EL PAÍS, de que las bibliotecas pueden ser gestionadas por voluntarios (que no tienen salarios) y no profesionales (que, además de tener un sueldo, se han formado durante varios años en una universidad). Destacan dos lindezas que ha dicho por su boca:
  • Solo nos falta el personal, y para ello quiero proponer un nuevo modelo de gestión, no solo para Carabanchel, sino para todos los barrios de Madrid, más participativo con la ciudadanía. Es decir, no queremos pagar por los recursos humanos.
  • Allá donde la administración no llegue, pedimos la colaboración ciudadana. Es decir, como no queremos convocar oposiciones, si queréis que abra la biblioteca... ya sabéis lo que hay.
Y remataba la faena ofreciendo a tres asociaciones de vecinos que participasen en la búsqueda de personas cualificadas (o sea, que además pretende que sean Diplomados en Biblioteconomía o Licenciados en Documentación) que puedan trabajar como voluntarias en la biblioteca de Carabanchel. Estas asociaciones están “encantadas” con la propuesta.

Fernando Villalonga

No contentos con las declaraciones de Villalonga, Ana Botella, actual Alcaldesa del Ayuntamiento de Madrid, ha apoyado al personaje, voluntariamente y sin cobrar por ello (¡anda! ¡espera! ¡sí, si ella sí que cobra por su "trabajo"!). El 26 de enero EL MUNDO (y otros medios) recogía las siguientes palabras de la amiga de los bibliotecarios: no sólo en las bibliotecas públicas sino en un número "infinito" de servicios dependientes de la administración puede ser conveniente la presencia de voluntarios y añadía Me niego a pensar que no se puede abrir una biblioteca porque no vayan a poder ir personas voluntarias a ponerla en marcha.
Y todo, a pesar de la respuesta contundente (y negativa) por parte de los profesionalesespecialmente desde COABDM, con declaraciones (y posts publicados en su blog desde el 25 de enero) de un portavoz de la plataforma (como publica El País):
  • Es una idea absurda y peregrina que los bibliotecarios madrileños no compartimos en absoluto
  • Los bibliotecarios siempre hemos tenido y agradecido el que haya personal voluntario para determinadas actividades, pero que lo que no nos parece lógico es pensar en abrir tres bibliotecas a base de personal voluntario.
  • (…) Pero a ningún alcalde norteamericano se le ocurriría defender que como no tiene presupuesto para contratar a personal en las bibliotecas va a llamar a voluntarios para que le resuelvan el problema;
De los vecinos (como puede verse en EL PAÍSABC y MADRID DIARIO). De acuerdo a lo publicado por EL PAÍS el día 25, la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) ha asegurado hoy que sus asociados "rechazan rotundamente hacer uso de mano de obra gratuita para sustituir el trabajo asalariado de profesionales en las bibliotecas.
De los propios voluntarios, a través de la Plataforma del Voluntariado, que ha manifestado en un comunicado, según publica EL MUNDO"su profunda preocupación" por la propuesta de la edil de "poner en manos de personas voluntarias determinados servicios públicos". Y añade que Una persona voluntaria no debe ser considerada, en ningún caso, mano de obra barata porque la labor altruista surge del compromiso y la solidaridad y no está concebida para eliminar puestos de trabajo remunerados.
Y de los trabajadores, a través de los sindicatos. En este sentido, el periódico 20MINUTOS ha recogido las declaraciones de representantes de CC.OO. y UGT, respectivamente:
  • Pedro Delgado: La medida es "ilegal" y solo intenta confundir a los ciudadanos haciéndoles pensar que los funcionarios no valemos para nada. Y si es porque no tiene dinero, que ahorre 25 millones de euros eliminando los altos cargos que Gallardón introdujo (...) u otros 51 millones sacando las sedes municipales de edificios en alquiler y utilizando los propios.
  • Luis Miguel López: La alcaldesa se piensa que cualquiera puede dar un servicio al ciudadano como los profesionales que han superado una oposición y tienen unos estudios.
A pesar de todo, la propuesta de los dos personajes (Villalonga y Botella), no puede ser aplicada, de acuerdo con la Ley 6/1996, de 15 de enero, del Voluntariado y los artículos:
  • 1.d -> quienes participen de forma altruista solo podrán hacerlo "con arreglo a programas o proyectos concretos.
  • 3.3 -> la actividad de voluntariado no podrá en ningún caso sustituir al trabajo retribuido.
Pero ya se sabe, si una Ley impide hacer algo, se modifica, y listo.


De momento, parece que dan marcha atrás en su enunciado inicial, según ha publicado LA VANGUARDIA (también el EL PAÍS):

  • En todo caso, la tutela, así como los criterios técnicos y de gestión de las bibliotecas, correrán a cargo de personal municipal.
  • A raíz de las críticas de algunos sectores sociales (...), el área de las Artes quiere dejar meridianamente clara la propuesta. En todo momento [la idea ha sido fomentar] un modelo en el que las bibliotecas municipales puedan contar con (...) voluntarios que así lo deseen, sin plantear en ningún caso la sustitución del personal bibliotecario profesional por personas que ejercieran esas mismas tareas sin remuneración.
Por cierto, en twitter se está siguiendo la noticia con el hashtag #vecinosbibliotecarios, y está que echa chispas.


Estos son mis principios, pero si no le gustan, tengo otros.

No hay comentarios: