Buscar en el blog

Tamaño de letra: 10 12 14 16 18 20

viernes, 20 de junio de 2014

¿#Crowfunding en la #Biblioteca Regional? problemas y opciones

Esta entrada surge en respuesta al post del conocido blog de la Biblioteca Regional de Murcia, titulado "La mano que mece a la biblioteca"

La situación en la que estamos es creada, generada desde algunos entes políticos y económicos para empobrecer a la población y derivar los servicios públicos como la biblioteca en eso hacia la  privatización. Abrir el crowfunding a servicios bibliotecarios como la bebeteca me da mucho miedo y creo que podrían pasar dos cosas:
  • No sé si sería posible sin que el político de turno delegara posteriormente cualquier actividad adicional de la biblioteca en que se llevará a cabo si "los usuarios pueden (y quieren) pagarlo" (más allá de los impuestos, claro)
  • Reducir los presupuestos (aún más) de las bibliotecas para que vivan de la caridad de los usuarios que aún puedan permitirse una inversión en cultura

Antes, la Biblioteca Regional de Murcia tiene muchos potenciales sin explotar y que podría generar ingresos adicionales: 
  • Cafetería en condiciones, y no esas máquinas de café corre-y-caga. La segunda planta tiene una terraza estupenda que, debidamente separada de la zona de estudio no debería generar problemas (y si hay bullicio, se invita al personal a abandonar la sala)
  • Economato, con material de papelería y merchandising de la misma Biblioteca y Archivo regionales. También se puede aprovechar vender libros de la editora regional o de libros de autores murcianos (leches, aprovechemos nuestro potencial cultural)
  • Alquiler de la sala de conferencias y otros espacios para empresas privadas (y apertura gratuita cuando se trate de asociaciones y ONGs)
  • Continuar con las acciones artístico-bibliotecarias. Creo que son geniales y dan una visión distinta y renovada de la biblioteca. Esto se debe y seguir explotando
Estas son algunas ideas iniciales pero, por supuesto, el problema fundamental de la Biblioteca Regional y de buena parte de las de la Región no es la falta de presupuesto en sí, si no la mala gestión del mismo. No voy a hablar de la externalización cara e ineficaz del personal de las bibliotecas, porque de eso ya he hablado bastante y creo que mi postura es bastante clara. Algunos dirán que esto es fácil de decir y difícil de hacer... para eso están los políticos y personal de la administración. Ese es su trabajo, recabar impuestos y revertirlos en la sociedad. Y si es que, de verdad, son honestos y no se ven capaces de hacer esta tarea adecuadamente, por desgracia hay mucha personas en paro, formadas y con experiencia, esperando una oportunidad.

6 comentarios:

Santy dijo...

Hola Jojo,

Últimamente veo muchas críticas a este tipo de iniativas, véase Mecenable, y no es por ser condescendiente pero desde hace siglos se lleva practicando el Crowdfunding sin que por ello haya sido un problema para la sociedad (al revés). Los miedos que tú expones son miedos a lo desconocido, ni la Administración va a aprovecharse de nada (porque daría mala imagen) ni esto es un acto de mendicidad, más bien todo lo contrario, es un acto de enriquecimiento cultural que se creará entre todos. Un beso

Fuensanta

Jojo Alguazas dijo...

Hola. No, si yo no lo veo como un problema para la sociedad y entiendo que llega a muchos sitios dónde no se puede. Yo he participado en algunos proyectos.

Las dudas se me plantean con la Administración porque la mala imagen, a ver, les importa poco (mira la Sanidad y Educación con las subcontratas).

Soy de las que piensan que, especialmente en esta Comunidad Autónoma, hay dinero para lo que se quiere y para lo que no, ... por fuerza al final surgen este tipo de propuestas porque hay gente dentro de la BRMU que quiere hacer cosas y no reciben ni un duro.

La cuestión, bajo mi punto de vista, es que los servicios básicos y públicos se tiene que financiar con dinero público. Aquí ya podemos negociar, dentro de una biblioteca, qué es básico y qué no lo es

El blog de la BRMU dijo...

Hola Jojo, interesantísimo tu post. Comprendemos cada una de las objeciones que haces a la posibilidad del crowfunding, habíamos pensado en todas ellas, e incluso en alguna más. Por ejemplo, (tal como ya contábamos en McBibliotecas: http://brmu.blogspot.com.es/2012/05/el-perverso-ronald-mcdonald-en-una.html) también hay que tener en cuenta las posibles injerencias en los criterios bibliotecarios de los intereses de los posibles mecenas. 

Dejarse subvencionar por empresas privadas también puede tener riesgos para la independencia profesional.



Pero pese a todas esas objeciones, seguimos viendo ventajas en esta posibilidad. Por supuesto que hay que exigir que las administraciones sean las que nos provean de servicios bibliotecarios; pero ello no tiene porque ser óbice para que podamos tener otras fuentes de financiación.

Las ideas que nos planteas nos encantan, entre otras cosas porque ya las hemos contemplado, y las hemos defendido en varias entradas de este blog.

En Souvenirs de bibllioteca ya hablamos de la posibilidad de una tienda en nuestras salas, o en Al calor del amor en una biblioteca planteábamos nuestro sueño de aprovechar las magníficas terrazas del centro. Pero estos proyectos lleva mucho tiempo poder ponerlos en marcha y que su viabilidad sea aprobada desde instancias superiores. 



Te podemos asegurar que con los presupuestos que nos asignan se están haciendo auténticos malabarismos para mantener una oferta digna. El no hacer nada para intentar seguir avanzando nos quema a muchos profesionales de la biblioteca, y de ahí que barajemos todas las opciones posibles.




El sistema bibliotecario estadounidenses es un ejemplo en muchos sentidos, y allí este tipo de convivencia entre lo público y lo privado se lleva muy bien. Copiemos lo que nos gusta, y dejemos aparte lo que no.

Y ya estamos calentando motores con la próxima acción artístico-bibliotecaria (muchas gracias por tus palabras), pero si no establecemos colaboraciones con el sector privado es muy dificil que sea una realidad.

Y es más, el ideal de estas acciones es hacer que lo público también sirva (aparte de para promocionar la cultura, y la creación local) para ayudar a la actividad económica de nuestro entorno, y establecer puentes con el sector privado. 



De momento, son posibilidades que no queremos descartar, ya veremos si Mecenable llega a buen puerto, confiamos en que sí. Es una opción que aporta algo de esperanza, pero siempre sin renunciar a la defensa de lo público, que desde siempre ha sido nuestra razón de ser.



Ahora perdona tú el rollo, pero es que tu aportación al debate es tan interesante que no queríamos dejar de compartir nuestro punto de vista.

Fdo. El blog de la BRMU

Jojo Alguazas dijo...

Hola de nuevo, pedazo comentario, eso da para otra entrada nueva :D

Sé que las ideas que he puesto no son nuevas y recuerdo haber comentado alguna de vuestras entradas en el blog BRMU. Como digo, me consta que la Biblioteca Regional en general, todas las de la Comunidad Autónoma), lo está pasando mal por la falta de presupuesto. Realmente tiene que ser muy difícil plantear cualquier actividad cuando no se tiene un duro y tiene mucho mérito la cantidad de cosas que se hacen sin apenas gasto y con la fuerza de muchos bibliotecarios.

Como digo, las dudas que se me plantean, no son ni mucho menos por la gestión que desde la BRMU se pueda hacer del crowfunding. Es, simplemente, que la gestión política de la cultura en esta Comunidad deja tanto que desear que temo por lo que pueda pasar si se abre la veda a otras fuentes de financiación.

En teoría debería ser bueno contar con otras fuentes adicionales, claro que sí, pero mi duda es si serían realmente ADICIONALES o si acabarían siendo las únicas. Esto, insisto, no es por la biblioteca, es por el político de turno.

Y de rollo nada, siempre es bueno intercambiar opiniones :) Así que ¡gracias por vuestro blog y por el comentario!

El blog de la BRMU dijo...

Sí jojo, esa es la duda de muchos, la "adicionalidad" de esos ingresos. Pero confiar en que con el crowfunding se pudiera llevar adelante una biblioteca es casi ciencia-ficción. Si la iniciativa llegase a buen puerto, sería en cualquier caso para cosas puntuales, no desde luego para plantearla como algo fijo que sustentara económicamente a una biblioteca pública.

En cualquier caso, ya se verá cómo evoluciona el proyecto. De momento será cuestión de mantenerse curiosos de ver cómo se desenvuelve.

Jojo Alguazas dijo...

Por cierto, viendo que el tema sigue despertando interés y que esta entrada está siendo bastante visitada, si os metéis en el blog de la Biblioteca Regional encontraréis más respuestas.